Foto

47225493_303
Monumento Buchenwald
Buchenwald, cerca de la ciudad de Weimar en Turingia, fue uno de los campos de concentración más grandes de Alemania. Desde 1937 hasta abril de 1945, los nacionalsocialistas deportaron a unas 270 mil personas de toda Europa y asesinaron a 64.000.

Monumento a los sinti y roma

17529368_303
Monumento a los sinti y roma
Frente al edificio del parlamento del Reichstag en Berlín, un parque inaugurado en 2012 sirve como monumento a los 500 mil sinti y romaníes asesinados por el régimen nazi. Alrededor de un estanque conmemorativo, el poema “Auschwitz” del poeta romaní Santino Spinelli está escrito en inglés, alemán y romaní.

 Auschwitz

Cara hundida
Ojos
oscurecidos Labios fríos.
Silencio.
Corazón
roto
Sin aliento Sin palabras
Sin lágrimas.

Alexian Santino Spinelli

Foto

17573783_303
Bergen-Belsen
El campo de concentración de Bergen-Belsen en Baja Sajonia se estableció inicialmente como un campo de prisioneros de guerra antes de convertirse en un campo de concentración. Los presos demasiado enfermos para trabajar fueron llevados ahí desde otros campos de concentración, por lo que muchos también murieron de diversas enfermedades. Una de las 50.000 personas que murieron aquí fue Anne Frank.

Foto

17529500_303
Dachau
El régimen nazi abrió el primer campo de concentración en Dauchau, cerca de Múnich. Apenas unas semanas después que Adolf Hitler llegara al poder, los miembros de las SS (“Schutzstaffel”) lo usaron para encarcelar, torturar y matar a los opositores políticos del régimen. Dachau también sirvió como prototipo y modelo para los otros campos nazis que siguieron.

 

Los trenes del Holocausto

museo-del-patrimonio-judio-de-nueva-york_f960003d_1280x853
Los retratos de algunos de los supervivientes del Holocausto se exhiben en la fachada del Museo del Patrimonio Judío de Nueva York. El vagón de un tren alemán antiguo como los que se usaron para transportar personas a Auschwitz y otros campos de exterminio, así como otros cientos de artefactos de la época también forman parte de la exhibición titulada “Auschwitz. No hace mucho, no muy lejos”, que abrió al público el 8 pasado de mayo. Sin estos trenes que sirvieron para el transporte masivo de prisioneros a los campos de concentración, la escala a la que los alemanes aplicaron su “solución final” a la “cuestión judía” jamás hubiera sido posible. El manual de la SS dictaminaba que en cada vagón se podía transportar a 50 pasajeros. No obstante los vagones de carga se llenaban con hasta 100 personas y se cargaban rutinariamente entre el 150% y 200% de su capacidad.

Foto

u87-2068557_69408341
El arte como terapia colectiva
El éxito del Monumento al Holocausto, situado a solo una manzana de la Puerta de Brandemburgo, ha superado todas las expectativas. Este patio laberíntico alberga 2.711 bloques de cemento de 2,38 x 0,95 metros, separados por una retícula de pasillos que solo permiten el paso de una persona a la vez. Nada sugiere al visitante qué pensar o sentir. No existe una entrada principal ni un punto de salida o de llegada. 
Al adentrarse en el monumento los bloques se tornan más imponentes y comienza a apagarse el ruido de la calle. El espacio aséptico y gris induce un sentimiento de vacío, solo alterado por los destellos de vida y color que aportan las personas. El suelo y la parte superior del monumento son ondulados, como la superficie del mar; eso hace que los visitantes desaparezcan entre los pasillos como sumergidos entre olas de hormigón. En cada esquina se puede cambiar de trayectoria, de ahí que sea fácil extraviarse involuntariamente si se acude en compañía.
El Museo Judío acoge la instalación Hojarasca, de Menashe Kadishman, compuesta por 10.000 caras (foto superior).
Foto: Age Fotostock

Foto

placa-conmemorativa-en-la-entrada-del-campo-de-exterminio_384e04c6
Placa conmemorativa en la entrada del campo de exterminio de Auschwitz
Se puede leer: «Por siempre deja que este lugar sea un llanto de desamparo, una advertencia a la humanidad, donde los nazis asesinaron alrededor de 1 millón y medio de hombres, mujeres y niños, en su mayoría judíos de distintos países de Europa.»
Foto: CC