Emotivo relevo virtual en Mauthausen

LOS SUPERVIVIENTES DE UNO DE LOS PEORES CAMPOS DE EXTERMINIO PASAN POR INTERNET LA ANTORCHA DE SU LUCHA A LA JUVENTUD

emotivo-relevo

Fuente>> VIENA – Un mundo de seres más libres y solidarios se prometieron construir los prisioneros del campo de concentración nazi de Mauthausen tras ser liberados hace 75 años. Inesperadamente confinados por el coronavirus, los últimos supervivientes pasaron ayer por internet la antorcha de su lucha a la juventud.

Lo hicieron en un emotivo y concentrado acto telemático, en sustitución de la gran conmemoración en el antiguo campo, hoy Memorial de Mauthausen (a 160 kilómetros al oeste de Viena), que desde 1946 reúne cada segundo domingo de mayo a miles de personas de diversas nacionalidades.

En la filmación de una hora, supervivientes y representantes de las asociaciones de las víctimas de una veintena de países, distanciados por miles de kilómetros, recordaron el terror del pasado y reivindicaron la necesidad de mantener viva la memoria histórica para garantizar que no se repitan los errores del pasado.

ÚLTIMOS SUPERVIVIENTES El 16 de mayo de 1945, once días después de ser liberados, los supervivientes de Mauthausen firmaron un juramento en el que se comprometieron a contar lo que habían visto y sufrido, así como a luchar contra la injusticia y por la solidaridad internacional.

Pero cada año son menos los que pueden testimoniar lo ocurrido.

“Es importante no olvidar el horror de los campos de concentración, pues ya casi no quedan supervivientes”, destacó uno de ellos, Aba Lewit, un judío nacido en 1923 y que vive en Austria.

“Detened cualquier racismo, fascismo y antisemitismo. No repitáis el pasado”, es el mensaje enviado desde Lituania por Daniel Chanoch (1932), otro sobreviviente del Holocausto.

“En Mauthausen, uno de los peores campos nazis, se encarnó la negación de nuestra propia humanidad”, recordó el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en un mensaje dirigido sobre todo a los jóvenes del Viejo Continente.

“En este campo del horror los abusos, los castigos inhumanos, los asesinatos arbitrarios constituían la cotidianeidad”, añadió, al tiempo que advirtió de los actuales desafíos que afronta la Unión Europea (UE), nacida precisamente como respuesta “a los horrores del nazismo”, para garantizar el “nunca más”.

“La historia nos enseña que no será el nacionalismo quien nos proteja de las nuevas insidias, porque la sacralización de las fronteras no hará otra cosa sino producir nuevos enemigos”, declaró.

Entre 1938 y 1945, la dictadura de Adolf Hitler deportó a Mauthausen y sus campos adyacentes, como Gusen, a más de 200.000 personas de diversas nacionalidades perseguidas por su origen étnico, oposición política, orientación sexual o fe religiosa. Entre ellos hubo más de 7.500 republicanos españoles.

Cerca de 90.000 prisioneros fueron matados en Mauthausen-Gusen, incluidos unos 4.500 españoles, sea por las condiciones infrahumanas del trabajo forzoso, o asesinados de forma arbitraria.

Tres cuartos de siglo después, “el mundo está en una situación muy peligrosa”, considera Enric Garriga, presidente de la asociación española Amical de Mauthausen y otros campos. “A pesar de las dificultades, sigue siendo importante reivindicar los valores” por los que lucharon y sufrieron los deportados españoles, que Amical representa, subrayó.

HUMANIDAD SIN FRONTERAS “Hoy venceremos los límites que nos impone no solo el virus, sino también el espacio y el tiempo” para lograr el objetivo de una Humanidad sin fronteras, el lema de la edición de este año de la celebración de la liberación de Mauthausen el 5 de mayo de 1945 por las tropas estadounidenses, declaró por su parte Guy Dockendorf, presidente del Comité Internacional de Mauthausen, en la filmación.

“Nadie podía imaginar hace un año que en 2020 íbamos a estar todos confinados y que un virus desconocido y mortal iba a cerrar las fronteras”, agregó Dockendorf desde Luxemburgo, y resaltó que la crisis causada por la pandemia vuelve a demostrar que el “único remedio” para afrontar los grandes desafíos es la solidaridad transnacional.

Dockendorf hizo estas declaraciones después de que jóvenes de 17 países declamaran en sus respectivos idiomas pasajes del “Juramento de Mauthausen”.

“Tras una estancia de varios años en el campo, comprendemos mucho mejor el valor de la fraternidad de los pueblos (…) Juramos mantener nuestro espíritu de solidaridad y unión para continuar la lucha contra el imperialismo y el fanatismo nacional”, reza parte del texto.

“Ya reconquistadas nuestra libertad y la de nuestros países queremos guardar en nuestra memoria la solidaridad internacional del campo”, dice en otro pasaje, leído por la joven española Inés González Berzosa.

Estas palabras, según recordó Sassoli, “están en la base” del derecho europeo, apoyado en la premisa de un “nunca más guerras, nunca más nacionalismo desenfrenado, nunca más racismo”.

“La historia nos enseña que no será el nacionalismo quien nos proteja de las nuevas insidias”

DAVID SASSOLI

Presidente del Parlamento Europeo

Renia Spiegel: el diario secreto de la Ana Frank polaca que se publica tras estar 70 años escondido en una caja fuerte 

_108733143_mediaitem108733140
Renia Spiegel tenía 15 años cuando comenzó a escribir su diario. BELLCACK FAMILY ARCHIVE

Renia Spiegel: el diario secreto de la Ana Frank polaca que se publica tras estar 70 años escondido en una caja fuerte  –  Enlace>>

Escondido durante 70 años en la bóveda de un banco en Nueva York, como si se tratara de un costoso tesoro. Así estuvo guardado el cuaderno escolar de Renia Spiegel.

“[Leerlo] me hacía llorar todo el tiempo”, reconoce su hermana Elizabeth.

Por eso, ella y su madre, dos sobrevivientes del holocausto nazi, decidieron encerrar sus recuerdos entre el frío acero de una caja de seguridad.

La libreta, a trozos medio rota pero de cuidada caligrafía, es el diario secreto de un adolescente judía nacida en Polonia y asesinada a tiros por los nazis en 1942.

Murió a la edad de 18 años cuando aún quedaban 3 años para que acabara la II Guerra Mundial.

Tres sobrevivientes del terror nazi que viven en el Perú 

5d6b43ddf3178
Lothar Rosenmann, Esther Karl y Hirsz Litmanowicz sobrevivieron al Holocausto e hicieron una vida en el Perú. (Fotos: Rolly Reyna / El Comercio)

Holocausto judío: Tres sobrevivientes del terror nazi que viven en el Perú 

Tres judíos, uno de Alemania y dos de Polonia, que vivieron el horror del Holocausto, se establecieron en el Perú, donde iniciaron una nueva vida. En tres cartas escritas para El Comercio dejan su testimonio.       Enlace>>

27 de Enero, Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto

Fuente>>

La historia del siglo XX tiene muchas manchas negras, pero hay una que destaca por la atrocidad que fue para millones de personas en Europa: el holocausto nazi. Por asfixia con gas venenoso, fusilamiento, ahorcamiento, hambre, experimentos científicos y trabajos forzados, murieron más de 11 millones de personas en apenas 5 años, de los que un millón y medio eran niños. La limpieza étnica que buscaban los alemanes no se apiadó ni de los más pequeños.

Los niños de corta edad no servían como mano de obra, por lo que se les consideraba una carga que no merecía la pena soportar. Ser mayor de 13 años era una “suerte” que les salvaba durante un tiempo de ser asesinados o de servir de cobaya humana para experimentos médicos. Y no sólo los judíos tuvieron que pasar por este macabro proceso de selección, sino también gitanos, polacos, residentes de las zonas de las U.R.S.S. e incluso los niños alemanes que tuvieran alguna discapacidad.

niños-holocausto
NIÑOS EN UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN. WORLD HISTORY ARCHIVE / CORDON PRESS.

Thomas Buergenthal, una de las últimas voces vivas de esta tragedia, vivió en primera persona la liberación del campo de concentración de Auschwitz, con apenas 11. Ahora, con 81, recuerda con demasiada exactitud los detalles de lo que le tocó vivir, muchos de ellos tangibles, como su número de prisionero tatuado en el brazo o la ausencia de algunos dedos amputados por congelación. Pero luchó por superarlo y rehacer su vida, y su fuerza le llevó a estudiar Derecho y conseguir grandes méritos, como ser juez del Tribunal Internacional de Justicia en la lucha por los derechos humanos. Narra su experiencia en el libro autobiográfico Un niño afortunadoun impresionante recorrido por sus recuerdos de la Alemania nazi hasta que se convirtió en el hombre que es hoy.

El 27 de enero de 1945 fue el día en que los prisioneros de Auschwitz fueron liberados por el Ejército Rojo y desde 2005 se estableció dicha fecha para conmemorar a las víctimas del holocausto. Aunque es un tema que pone los pelos de punta con sólo pensarlo, son hechos históricos que realmente sucedieron y que no se deben olvidar con el fin de prevenir otros actos de genocidio en el futuro.

Monumento conmemorativo del holocausto en Berlín
MONUMENTO CONMEMORATIVO DEL HOLOCAUSTO EN BERLÍN

Bartali y la ‘Lista de Schindler’ de otros deportistas que ayudaron a escapar a judíos del Holocausto

Un buen número de atletas y entrenadores (incluso alemanes) evitaron la muerte de personas inocentes arriesgando su propia vida.

1525368306_311592_1525368448_miniatura_normal

El italiano Gino Bartali, un mito del ciclismo, salvó a muchos judíos del exterminio nazi trasportando en su bicicleta, mientras entrenaba, documentación, mensajes, planes secretos… Fue un héroe, reconocido como Justo Entre las Naciones por Israel, personificado en el Yad Vashem, conocido fuera de Israel como Museo del Holocausto, en las cercanías de Jerusalén, y que es un recinto impresionante.

En esa lista se homenajea a aquellos gentiles (quiere decir no judíos) que ayudaron a evitar el sufrimiento y la aniquilación en los Campos de exterminio nazis de quienes sí lo eran.

Es el deportista más conocido entre los que tuvieron ese gesto de humanidad,jugándose la vida para salvar a los demás. Una especie reducida de La Lista de Schindler, película dirigida y producida por Steven Spielberg, basada en el libro del australiano Thomas Keneally.
Ayudaron muchas otras personas, menos conocidas, pero que también han recibido su reconocimiento en Jerusalén. Y no hubo pocos deportistas. Aquí hay una pequeña muestra:

Margit Eugenie Gitta Mallás (Hungría), natación
Nacida en Liujbiana, que entonces pertenecía al Imperio Austrohúngaro. Fue bronce en los Europeos de natación en 4×100 metros estilo libre en los Europeos de París 1931. Era diseñadora gráfica. Perteneció a una asociación clandestina llama Hablando con los Ángeles, que salvó a centenares de judíos, sobre todo mujeres y niños. Detuvieron a todos sus compañeros, pero ella salvó una libreta de instrucciones para seguir actuando y salvando gente. Emigró a Francia en 1960 y se casó con un judío que había sido brigadista internacional en la Guerra Civil española.

Zarko Dolimar (Croacia), tenis de mesa
Uno de los mejores jugadores del mundo en su especialidad y muy conocido en su país. Aprovechaba esta circunstancia para acudir a la sede de la Ustasi (la policía política croata, pro nazi), donde era recibido como un amigo, y aprovechaba para sustraer documentos de identidad en blanco. Junto a su hermano Boris los falsificaba y de esta forma hacía posible que los judíos amenazados salieran del país.

Leer más